Carta a una hija

Querida Hijita, Está vacío de alguna manera aquí sin tí. Con todas las ganas no te dejaría abondonar mi nido. Pero sé que así es el orden de las cosas. Sé que si yo fuera[…]

El vestido floreado

– ¿Sientes ese olor? – ¿Qué olor? – Olor de muerte. Estará aquí dentro de poco. Apreté los párpados con más fuerza. Tan fuerte como si quisiera meter mis globos oculares dentro de mi cabeza.[…]

Cuento de Navidad

Odiaba todo lo que estaba relacionado con la Navidad. En este tiempo preferiblemente dejaría de salir de casa. Los villancicos, los árboles de Navidad decorados y las luces brillantes le daban rabia. Se cabreaba incluso[…]