II Foro de Iniciativas Papales de la región de Podlaquia

El 17 de octubre en Białystok tuvo lugar el II Foro de Iniciativas Papales de la región de Podlaquia.

La ceremonia empezó con la Santa Misa celebrada por el Sacerdote Prof. Czesław Gładczuk en la Iglesia bajo la advocación de San Adalberto en Białystok. Durante la homilía, el sacerdote Gładczuk se dirigió a los representantes de varias iniciativas, que se refieren en su actividad a la enseñanza y a la persona de Juan Pablo II, con las palabras: “No importa cuántos seáis, no importa cuánto lejos os metáis en esta obra, lo que importa es que estáis aquí”.

Las conferencias tuvieron lugar en el Oratorio de San Jorge, que constituye una parte del complejo eclesiástico. Los organizadores: Marek Falkowski, el representante de la red pokolenie-jp2.pl, y Roman Czepe, el presidente del Club de Intelectuales Católicos en Białystok, dieron la bienvenida a los invitados.

Después de la inauguración oficial, como primera, se presentó la Guardería No 30 en Białystok que lleva el nombre de Juan Pablo II. Los niños recitaban poemas y cantaban canciones cuyo tema se refería a la persona de su patrono.

A continuación, la señora Katarzyna Sołub del Museo en Bielsk Podlaski presentó dos iniciativas muy interesantes, organizadas bajo el patrocinio de Su Excelencia el Arzopisbo de la Diócesis de Drohiczyn Antoni Pacyfik Dydycz y del jefe de distrito de Bielsk Podlaski: Torneo de Conocimientos sobre Juan Pablo II – dirigido a los jóvenes de escuelas primarias y secundarias del Distrito de Bielsk Podlaski y Concurso plástico „Juan Pablo II visto desde los ojos de un niño” – realizado en cinco categorías: Guarderías, Escuelas Primarias: cursos I-III, cursos IV-VI, Escuelas Secundarias, Institutos, Escuelas Especiales.

La señora Bożena Nienałtowska – la directora del Grupo de Escuelas en Kleosin que lleva el nombre de Juan Pablo II, y que desempeña este año la función del coordinador en la región de Podlaquía de la Familia de Escuelas en conmemoración de Juan Pablo II, relató la contribución de su escuela a la popularización de la memoria del Papa Polaco y describió la esencia del funcionamiento de la Familia de Escuelas en conmemoración de Juan Pablo II de la región de Podlaquia.

La Familia de Escuelas en conmemoración de Juan Pablo II de la región de Podlaquia fue fundada hace 5 años en Drohiczyn. Como objetivo fue establecida la elaboración del modelo de educación eficaz, que se refiriera a la enseñanza de Juan Pablo II y que se basara en una educación de valores, es decir en la verdad, bondad, honradez, amor y paz.

Participación en “la Familia” es voluntaria. En la actualidad, en la región hay 40 tales centros asociados. “La Familia” queda no sólo en los encuentros regionales o nacionales, sino también tiene elaborado un plan de varias iniciativas comunes, entre otros: Torneo de tenis de mesa, Olimpiada de ideas de Juan Pablo II, Concierto de cumpleaños en conmemoración de Juan Pablo II o Carrera callejera bajo el nombre: “Od Karola do Karolka” (“De Carlos a Carlito”).

En el Grupo de Escuelas en Kleosin, el 5 de junio, en memoria de la visita de Juan Pablo II en Białystok, siempre es organizado el Concurso regional de Recitado. Cada año tienen lugar conferencias de divulgación científica. Uno de los puntos de discusión se refiere a la difusión de buenas prácticas, es decir al intercambio de maneras de introducción de valores que son la razón fundamental del funcionamiento de la Familia de Escuelas en conmemoración de Juan Pablo II.

Cada año termina con el informe enviado a la Inspección de Enseñanza, donde los directores demuestran su actividad relacionada con el patrono. Unos resúmenes solemnes para los alumnos también son organizados. El resumen de este año fue realizado en Święta Woda. El Arzobispo Edward Ozorowski participó como el visitante de honor. En Polonia hay 1100 escuelas que llevan el nombre del Papa Polaco.

En el lugar, donde el encuentro fue organizado, el Grupo de Escuelas de Kleosin presentó una exposición bella que en forma de fotografías y descripciones enseñaba su actividad con el paso de tiempo. Se podía también dejar su comentario en un libro de visitantes.

Después del Instituto de Segunda Enseñanza No 5 que lleva el nombre de Juan Pablo II en Białystok, que había preparado una exhibición artística, tomaron la palabra los representantes del Grupo de Escuelas de Integración No 1 en conmemoración de Juan Pablo II de Białystok.

La decisión de la elección del patrono de su escuela tuvo su origen en las palabras que Juan Pablo II pronunció durante su visita en Białystok:

„Hay que sobre todo educar a los jóvenes en el espíritu moderno, en el espíritu de aspiración a la unidad, a la unidad de Cristo, por la que Él rezaba y a la que nos comprometió. Que nuestros esfuerzos orientados hacia solucionar obstáculos que aparecen en las relaciones mutuas sean marcadas de una benevolencia grande y amor desinteresado, cuyo ejemplo nos dio Cristo en su sumisión y muerte en la cruz”.

En una escuela que reúne personas de varias religiones, alumnos sanos y los con distintos problemas de salud, la llamada del Papa a la unidad, benevolencia y amor desinteresado parecía particularmente importante pero al mismo tiempo difícil. Entonces surgió una idea para que el patrono de la escuela que en las suposiciones de su programa de educación tiene tolerancia, ayuda a los que la necesitan y cooperación concorde fuera Juan Pablo II, el ejemplo de tal actitud en la vida y enseñanza.

Cada año la escuela organiza un concurso literario – plástico nacional para los alumnos de la Familia de Escuelas en conmemoración de Juan Pablo II del ciclo:”Ideas de Juan Pablo II con mis ojos”, el Concurso Municipal de la Poesía de Carlos Wojtyła “No tengas miedo – confía en la esperanza…” y el Festival Municipal de la Canción Patriótica ,,Nie rzucim ziemi skąd nasz ród…” (“No abandonaremos tierras de las que procedemos” – palabras de Rota – una canción patriótica polaca). Estos concursos gozan de cada vez mayor interés por parte de los niños y jóvenes.

Desde el año 2000 organizan encuentros de rezo e integración en Santuario de la virgen María en Święta Woda para escuelas de Juan Pablo II de la región de Podlaquia. Realizando el programa aprobado en el encuentro de la Inspección de Enseñanza el 01.03.2006 cooperan activamente en la creación del calendario regional de la Familia de Escuelas en conmemoración de Juan Pablo II de la región de Podlaquia.

A continuación, tomó la palabra Maciej Trybulec, que había venido a la región de Podlaquia como representante del grupo Santo Subito, que actúa junto a la Parroquia bajo la advocación de San Padre Pio en Varsovia. El grupo Santo Subito fue fundado el 14 de mayo de 2005. Ese día tuvo lugar un encuentro informal en su casa. Después de la muerte del Papa, mucha gente quería expresar gratitud por el Pontificado tan largo y fructífero. Y entonces resultó que a pesar del gran respeto a Juan Pablo II no se sabía mucho de Él y de Su enseñanza. Bajo esas circunstancias fue fundado el grupo Santo Subito. Cinco objetivos fueron establecidos: conocer mejor la enseñanza de Juan Pablo II; seguir las huellas de Juan Pablo II; hacer el conocimiento de la vida de Carlos Wojtyła; “Imaginación de caridad” gracias a la que ayudan a otros y el rezo.

Llamaron su grupo “Santo Subito” e invitan todos, para los que las ideas de Juan Pablo II son cercanas. Como “Generación JPII” son responsables de lo que van a hacer con tales momentos como el de abril de 2005. Si le dejarán irse, si enterrarán los talentos en el jardín, o si, como un árbol sano, darán fruta, compartiéndola con los que la necesitan.

Al final del encuentro, Marek Falkowski apeló a los representantes de iniciativas, que presentaban su contribución a la popularización de la memoria del Gran Papa Polaco, para que información sobre todos estos acontecimientos de los que se hablaba durante el Foro y de los que se hablará en los foros en futro circulara en Polonia y el mundo, para que llegara a los rincones más alejados gracias a los oportunidades que nos da el Internet, publicaciones numerosas y encuentros de este tipo – para que la memoria de Juan Pablo II fuera siempre viva.

Marek Falkowski